Descubriendo el talento: hacia un modelo educativo respetuoso

Los que frecuentan la escuela conocen bien nuestra apuesta por la innovación educativa, por encontrar una metodología de aprendizaje respetuosa con la creatividad, la personalidad y el talento propio de cada orador. Y es que si cada persona es única no tiene sentido aplicar un método que trate de imponernos a todos los mismos ritmos, los mismos objetivos, las mismas necesidades. En TALKK creemos en la enseñanza como acompañamiento en el desarrollo de las capacidades de cada persona; una educación que guía, nunca juzga.

Por eso nos ilusiona tanto que proyectos a la vanguardia de la educación en España confíen en nosotros. Es el caso de PITEAS, una iniciativa promovida por la Fundación Barrié para la formación del profesorado, a la que nos hemos sumado por segundo año consecutivo, impartiendo oratoria para docentes de centros públicos, concertados y de educación especial de toda Galicia. Siguiendo la filosofía educativa SEM (School Enrichment Model), aplaudida internacionalmente y basada en el despliegue de programas de enriquecimiento para el desarrollo del talento a partir del interés propio de cada alumno, el proyecto PITEAS abre varias líneas novedosas de aprendizaje. Investigación, ciencia, comunicación, oratoria y debate se dan la mano por fin, vinculadas en la aventura del conocimiento, siempre unitario y expansivo.

 Alba Formoso, directora de TALKK, impartiendo formación para docentes en el marco del programa Piteas.

Alba Formoso, directora de TALKK, impartiendo formación para docentes en el marco del programa Piteas.

Encargados de asesorar y formar a los docentes de los centros educativos de Galicia, desde TALKK, a través de PITEAS, dedicamos una atención personalizada a la experiencia de cada docente en el aula. Acompañarles en su día a día en la clase, ayudarles en el desarrollo de las habilidades comunicativas del alumnado e implantar la metodología de TALKK en centros de toda Galicia es un sueño que venimos haciendo realidad desde hace ya dos años. Y es que, como profesores, conocemos la profunda responsabilidad que tenemos en el impulso del aprendizaje: cuidar la formación de los docentes es la clave para cuidar, a su vez, el futuro talento de las generaciones que llegan.